No te margines, usa Whatsapp

¿Eres capaz de recordar cómo era tu vida antes de tener Whatsapp? Parece increíble pero es difícil pensar como una app desconocida hace apenas unos años, se ha convertido ahora en un imprescindible del que nos hemos vuelto completamente dependientes. Pero ¿qué hay detrás de Whatsapp? ¿Lo sabes? Hoy te lo vamos a contar.

Whatsapp es una aplicación de mensajería instantánea, que permite chatear y compartir archivos multimedia (audio, video, e imágenes) o incluso compartir ubicaciones activando el servicio de gps del propio dispositivo, con otros usuarios de la misma aplicación. Para su uso simplemente se requiere tener la aplicación descargada en el teléfono, y que este disponga de internet o se pueda conectar a una red Wi-Fi.

Actualmente la aplicación está disponible para iPhone, BlackBerry, Windows Phone, Android y Nokia, esta es una de sus principales fortalezas, su uso multiplataforma, en diferentes dispositivos, que si embargo a pesar del modelo o marca permite al usuario comunicarse con su interlocutor.

Whatsapp nació como una startup fundada en agosto de 2009 por el ucranio, Jan Koum y el estadounidense, Brian Acton, ambos exempleados Yahoo. El nombre de Whatsapp viene de la de la expresión inglesa “What’s up?”, que se traduce como ¿Qué pasa? La aplicación cuenta actualmente con 400 millones de usuarios activos al mes.

Uno de los puntos fuertes de Whatsapp es que no solo permite hablar con los usuarios de manera individual sino que permite la creación de grupos, podemos tener todos creados de manera simultánea para mantener diferentes conversaciones con diferentes usuarios a la vez en un mismo chat. Además no es necesario que el usuario agregue a sus contactos a Whatsapp, sino que aquel que se descargue la aplicación al registrarse ya aparece por defecto en un listado propio de la app.

El éxito de la aplicación es más que evidente, simplemente cabe decir que los usuarios a la hora de elegir smartphone una de las dudas que plantea es ¿admite Whatsapp o no? Si la respuesta es no, la compra será también un rotundo no.

Además el coste de Whatsapp es gratuito durante el primer año desde que se descarga e instala, y luego sus suscripción anual es de 0,89 euros, cantidad que aunque irrisoria, si tenemos en cuenta que permite una comunicación gratuita con nuestros contactos, a muchos usuarios sin embargo les sienta como un tiro tener que pagar. Es increíble lo rápido que somos capaces de acostumbrarnos a lo “bueno”, recuerdas como antes gastábamos en cada sms que había que enviar y no pasaba nada, ni siquiera lo pensábamos. Era nuestro día a día para estar en contacto con los demás. Anda ahora como haya alguien que no tenga Whatsapp, ni te planteas mandarle un sms, que se instale Whatsapp y listo, que tú no vas a pagar más porque esa persona viva a años luz de la era moderna, si él o ella se quieren marginar del mundo no tienen más que no usar Whatsapp y listo.

Muchas aplicaciones similares a Whatsapp han aparecido posteriormente en el mercado, sin embargo el éxito de Whatsapp reside en que fue la primera en aparecer de la mano de los nuevos dispositivos, y ha logrado posicionarse como referente entre los consumidores. Sus continuas actualizaciones y mejoras, hace que en lugar de quedarse obsoleta frente a otras, esta aplicación sea cada vez la más descargada por los usuarios.

Sin embargo y a pesar de su éxito Whatsapp no está exenta de polémica, problemas en su servicio por la caída de sus servidores o fallos a nivel de seguridad han sido algunas de las causas que han desatado el malestar entre sus usuarios.

Lo que sí es evidente que Whatsapp ofrece un servicio asequible y de calidad, que ha hecho que la aplicación haya entrado a nuestra vida por nuestros dispositivos, y parece que para quedarse con nosotros por mucho tiempo.