AEMET: ¿quién observa el tiempo?

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) es la autoridad meteorológica del Estado, además de la autoridad meteorológica aeronáutica.

Fue creada según el Real Decreto 186/2008 del 8 de febrero de 2008, publicado en el Boletín Oficial del Estado con fecha 14 de febrero, y es la sucesora directa del Instituto Instituto Nacional de Meteorología (INM), centro directivo de la Administración General del Estado, con más de 140 años de historia.

El objetivo de la Agencia Estatal de Meteorología es la planificación, dirección, desarrollo y coordinación de actividades meteorológicas de cualquier naturaleza de competencia del Estado, además del apoyo al ejercicio de otras políticas públicas y actividades privadas, contribuyendo a la seguridad de personas y bienes, y al bienestar y desarrollo sostenible de la sociedad española.

Tiene su sede central en Madrid, pero cuenta también con una delegación territorial en cada una de las Comunidades Autónomas. Se encuentra adscrita al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y depende de la Secretaria de Estado de Medio Ambiente.

La AEMET cuenta con una plantilla de más de 1.300 personas, de ellas el 69% se encuentra repartido por las delegaciones territoriales y el 31% restante trabaja en la sede central de Madrid.
La AEMET cuenta entre sus redes de observación cuenta con:

– 90 observatorios.
– 700 estaciones automáticas de observación.
– 7 estaciones de radiosondeo en tierra, una en el buque “Esperanza del Mar” y dos en las oficinas meteorológicas móviles de Defensa.
– Red de 15 radares meteorológicos.
– Red de detección de rayos con 20 equipos (15 en la Península y 5 en las Islas Canarias).
– Red de 4.500 estaciones pluviométricas y termopluviométricas.
– Además recibe y procesa los datos de los satélites geoestacionarios METEOSAT y GOES-este así como de los polares TIROS-NOAA y METOP.
– Entre sus funciones propias se encuentran:
– Emisión de avisos y predicciones de fenómenos meteorológicos que puedan afectar a la seguridad de las personas y/o los bienes materiales.
– Elaboración, suministro y difusión de informaciones meteorológicas y predicciones de interés general en el ámbito nacional.
– Servicios meteorológicos de apoyo a la navegación aérea y marítima necesarios para la seguridad, regularidad y eficiencia del tránsito aéreo y la seguridad del tráfico marítimo.
– Suministro de información meteorológica necesaria para la defensa nacional.
– Vigilancia de las condiciones meteorológicas, climáticas y de la estructura y composición física y química de la atmósfera sobre el territorio nacional.
– Mantenimiento y actualización del registro histórico de datos meteorológicos y climatológicos.
– Realización de estudios e investigaciones en los campos de las ciencias atmosféricas y desarrollo de técnicas y aplicaciones necesarias para la mejora de sus servicios.
– Elaboración y actualización de los escenarios de cambio climático.
– Representación del Estado en los organismos nacionales, supranacionales e intergubernamentales relacionados con la observación, la predicción meteorológica y el estudio y modelización del clima y su evolución, como la Organización Meteorológica Mundial (OMM), la Organización Europea para la Explotación de Satélites Meteorológicos (EUMETSAT), y el Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Plazo Medio (CEPMPM).
– Contribución a la planificación y ejecución de la política del Estado en materia de cooperación internacional al desarrollo en materia de meteorología y climatología.
– Asesoramiento y servicios meteorológicos y climatológicos adaptados a los requerimientos específicos de distintos sectores de actividad.
– Actividades en materia de formación, documentación, y comunicación en materia meteorológica y climatológica.